El Cabildo cede un 1% de Titsa a La Laguna sin resolver el contrato-programa

Cinco años lleva el Ayuntamiento de La Laguna sin abonar a la empresa el servicio de transporte urbano de la ciudad.

El mismo Cabildo de Tenerife denunció el pasado noviembre al Ayuntamiento para que abone estas cantidades.

El Cabildo de Tenerife, propietario del 99% de las acciones de Titsa, ha cedido un 1% de la compañía al Ayuntamiento de La Laguna en un acto al que acudieron, como no, Carlos Alonso, José Alberto Díaz y Miguel Becerra; Presidente del Cabildo, Alcalde de La Laguna y Director Insular de Movilidad y Fomento, respectivamente.

Tal y como comunica Alonso, «con la firma de ambas ventas (en Santa Cruz se hizo lo mismo) cumplimos así un compromiso adquirido por las tres administraciones de seguir trabajando en la búsqueda de fórmulas para potenciar las prestaciones de la guagua y el tranvía». A lo que añadió que «con la incorporación de La Laguna a la empresa este trámite se podrá agilizar, de tal manera que redunde en un beneficio para los ciudadanos laguneros que hacen uso del transporte público».

Sin embargo, ninguno de los allí presentes dijeron nada sobre que el Ayuntamiento de La Laguna lleve cinco años sin abonar los conceptos del servicio urbano que Titsa presta en el municipio. En concreto, y tal y como denunció en su día DIARIO DE AVISOS, el Cabildo tenía preparada una demanda contra el consistorio lagunero tras el impago de casi cuatro millones de euros de los años 2014, 2016, 2017 y 2018.

De igual forma, tampoco se ha informado que esta cesión de acciones se produce para evitar judicializar una prestación de servicio público que se ha mantenido, desde 2009, de forma irregular, ya que no ha habido contrato vinculante de por medio.

El auditor de Titsa, avisó al Cabildo de esta irregularidad

Así, todo esta información se ha obtenido de un informe realizado por la empresa auditora de la compañía entregado al Cabildo de Tenerife y que hizo público tras tener acceso a éste DIARIO DE AVISOS. En este sentido, el informe asegura que «se ha prestado el servicio urbano de guaguas al amparo de un contrato de gestión del servicio de transporte de viajeros en régimen de concesión administrativa y a partir del año 2009, una vez vencida la concesión, el servicio se ha seguido prestando por Titsa bajo las mismas condiciones, con la autorización del Ayuntamiento lagunero, pero sin el amparo de un contrato o acuerdo firmado entre las partes”.

Related posts

Leave a Comment