Las tres primeras medidas de la risalución

Carlos Alonso presentó las tres primeras medidas «revolucionarias» ante un gran despliegue mediático pero, ¿son revolucionarias estas medidas? Saliendo de la isla nos damos cuenta que… no.

Septiembre de 2018, el presidente del Cabildo de Tenerife, Carlos Alonso, anuncia la creación por parte de la institución que preside de diez medidas «revolucionarias» para potenciar la movilidad y el transporte público en la isla. Anuncia diez medidas, pero presenta únicamente tres. Había que estirar al máximo para las elecciones. Estas tres primeras medidas anunciadas a bombo y platillo por Alonso, hay que analizarlas de forma conjunta ya que bien podrían ser una única medida.

La medida número 1, pasa por hacer que los menores de 10 años viajen gratuitamente en el transporte público de la isla mediante la creación de un nuevo título de transporte. Una muy
buena medida que permite a los más pequeños de las familias acceder a un transporte público muy desconocido para ellos. Sin embargo la ejecución de esta medida la acerca más a un acto político que a una medida en pro de la movilidad: el hecho que exista una tarjeta única para este tipo de público rompe completamente con lo que venía a hacer la Ten+, simplificar el sistema tarifario. Es totalmente innecesario que el menor, al cumplir los 10 años, tenga que adquirir una nueva tarjeta cuando la Ten+ permite personalizar virtualmente, mediante la personalización de la tarjeta, los títulos de transporte a adquirir.

La segunda medida trata de una rebaja del Abono Joven Mensual de 35€ a 30€. Un abono que
permite recorrer a menores de 30 años la totalidad de la isla, independientemente del número
de viajes. 30€ por 2000km2, frente a los 20€ por 8.000km2 (sin contar Guadalajara, Toledo y
Cuenca) de un joven madrileño. No deja de ser curioso que siga sin existir un título de
transporte de estas características por zonas, que permita que este abono sea atractivo. A un
joven del área metropolitana que haga dos viajes de lunes a viernes en transporte público, le
sigue saliendo más barato usar el bono monedero.

La tercera medida «revolucionara» es una de las más curiosas. Esta revolución de la que nos habla Carlos Alonso, consiste en dejar el Abono Mensual Metropolitano en el mismo precio que en 2007, cuando se implantó. 40€ por moverte en el Área Metropolitana de la isla. Para que este abono salga rentable, un usuario debe usar el transporte público 38 veces al mes.

La rentabilidad media de este título de transporte frente a un Bono Monedero es de 2,10€. Además, si un usuario utiliza únicamente el transporte público en el municipio de Santa Cruz, la rentabilidad de este billete pasa a ser de 53€ viajes, un despropósito. Para que a un vecino de La Laguna que use exclusivamente su servicio urbano le salga rentable este título de transporte tendría que hacer más de 73 viajes mensuales. Cabe decir que este título de transporte no está disponible para otras comarcas de la isla, por lo que no se pueden “beneficiar” de ello el resto de ciudadanos de la isla.

Como vemos, las tres primeras medidas que lanzó el pasado el año el Cabildo son bastantes cojas. Una remodelación y abaratamiento irrisorio de las tarifas, así como la creación de nuevas tarjetas de transporte a un ya de por sí saturado sistema tarifario, no han venido a solucionar ningún problema de movilidad, como iremos viendo más adelante…

Leave a Comment